La Dominación Invisible

empleadomes¿Es realmente equitativo el intercambio de servicios entre asalariados y empresarios? .Yo diría rotundamente que no, y no me estoy refiriendo a las consabidas plusvalías que el empresario extrae del trabajo asalariado. Estoy pensando en esa deuda psicológica, inacabable, insaciable e insaldable que el asalariado contrae para con su empresa que le escogió entre los millones de parados. Esa obligación de agradar en todo al que te paga. En llevar con orgullo el logo empresarial en tu gorra o camiseta para jugar a baloncesto o para cortar el césped de tu casa apareada. En mirar con desprecio al de la competencia, sobre todo si la tiene más pequeña, (la cuenta de resultados). Y cuanto mayor es el grado de responsabilidad, mayor es la simbiosis.
Nos molestan los jodidos sindicalistas, tanto o más que los empresarios cuando militábamos y éramos unos auténticos pringados. La ofuscación nos lleva a actuar como auténticos mamporreros sin escrúpulo alguno y defendemos con el corazón, como no haríamos con nuestros hijos, el buen nombre de la empresa. ¿Acaso no maldecimos a nuestros amigos cuando han osado en ofenderla?
Pero el empresario no siempre está a la altura de las circunstancias. Un día puede prescindir de tus servicios y comprenderá tu decepción, eso sí, no antes de hacerte ver lo grandilocuente que ha sido tu tarea, lo inmensamente importante de tu trabajo para con la organización, etc.
No debes tomártelo a la brava, siempre puedes cambiarte de gorra o camiseta o simplemente ponerte una Adidas o una Nike.
Es cierto que todo aquello que ahora amamos, nuestro coche, televisor de plasma, nuestro portátil, la champions en pagar por ver, todo lo que realmente importa hoy día se lo debemos a la empresa. Pero, ¿de verdad compensa esta proximidad emocional?. ¿Se puede progresar en el organigrama con distancia? ¿Es necesario el compromiso al modo del cerdo que se sacrifica para ofrecernos bacon o basta con el del huevo de la gallina? ¿Nos compensan los filantro-capitalistas estilos Bill Gates y sus fundaciones altruistas?

Espero vuestras opiniones al respecto. No pretendo un debate en profundidad. Basta con que expreséis aquello que os motive. No juzgamos a nadie, ni examinamos, ni pretendemos convencer de nada a nadie.

Recordad a Neruda:
Si pudiera volver a vivir nuevamente la vida…
En la próxima trataría de cometer más errores,
no intentaría ser tan perfecto, me relajaría más,
sería más tonto de lo que he sido, de hecho
tomaría muy pocas cosas con seriedad.

Salud

Advertisements