Viatge a Berlin

viatges101Berlín, es una de las grandes capitales europeas cargada de historia, con acontecimientos que han trascendido hasta nuestros días.

Alemania, siempre nos pareció un lugar difícil de explorar, su idioma, y su carácter rígido, retrasaron nuestro encuentro con tan inmenso país. Berlín fue nuestra puerta de entrada, y como no, el camino para regresar año tras año, con una u otra excusa, a seguir descubriéndolo.

Justo ahora, que el próximo 9 de noviembre, se conmemoran los veinte años de la caída del Muro, es una gran oportunidad para visitar la ciudad y disfrutar de las exposiciones, actividades culturales y artísticas que en ella tienen lugar.

Fue en el año 1949, al terminar la Segunda Guerra Mundial, tras la victoria de los aliados, cuando Alemania se fragmentó en dos: la Alemania Democrática del Este y la Federal del Oeste; quedando asimismo dividida la capital. Estas políticas totalmente opuestas, dieron lugar a tensiones fronterizas que llevaron a la construcción del Muro en 1961.
El empeño de los berlineses en recuperar su libertad hizo que el Telón de Acero, que dividió al mundo en dos, pasase a formar parte de la historia.
Tras la reunificación de las dos Alemanias en 1989, el país se está convirtiendo en el motor de la Unión Europea.

Recuerdo nuestro primer paseo por la ciudad, en una noche oscura y silenciosa por la antigua zona fronteriza, una calle adoquinada y el ruido de unos pasos enérgicos. Se nos erizó la piel, y por unos segundos, creímos encontrarnos en otra época.

Fotos: Blanca i Jose / Música: Marlene Dietrich / Àlbum: Der blonde Engel – Marlene 100 / CançóIch hab’ noch einen Koffer in Berlin

Una de las visitas más simbólicas fue el paseo por Unter Den Linden que desemboca en la Brandenburg Tor, joya arquitectónica de finales del siglo XVIII, que representó la grandiosidad del antiguo reino de Prusia; y actualmente símbolo de libertad y unificación de las dos Alemanias.

viatgesLa Gedächtniskirche o Iglesia del recuerdo  en la Breitscheidplatz, se ha conservado como  “monumento conmemorativo contra la guerra”, construyendo al lado la nueva iglesia con más de veinte mil cristales coloreados que consiguen sumergir el interior en una azulada paz.

CheckPoint Charlie fue uno de los pasos fronterizos (el americano) más famosos del Muro, que estuvo en activo desde 1945 hasta 1990, y desde el que tuvieron lugar huidas de lo más ingenioso. Tras el derrumbe se reconstruyó la primera caseta de control y un museo que describe su historia.

Nos pareció sorprendente la Puerta de Babilonia del Pergamon Museum; el busto de Pericles y el mosaico de la villa de Adriano del Altes Museum; el busto de Nefertitis en el Museo Egipcio; el Charlottenburg Palace, rodeado de sus espectaculares jardines barrocos, donde se encuentra la habitación de ámbar, considerada la octava maravilla del mundo.
Es interesante El Domo, con su cúpula maravillosa; la Postdamer Platz con su complejo moderno de edificios; el ascenso al mirador de la antena de comunicaciones,  para contemplar la panorámica de la ciudad; visitar el parlamento o Reichstag; y relajarse un día en el Zoological garden.

Berlín es una ciudad joven, llena de vida, que palpita al ritmo de sus gentes, que crece, con una gran oferta de arte, moda, cultura, gastronomía y arquitectura contemporánea. Todo impecablemente cuidado y respetado; ese civismo que tanto anhelamos. Compartir las calles con sus gentes, impregnarnos de una historia que no oculta los horrores de la guerra, y contagiarnos de su fuerza, es lo que te hace sentir la ciudad y te invita a volver.

viatges-1bij

.

.

.

<<< Veure més articles de viatges…


toiesmesarticles

peu2

Advertisements