Los contrarios

Los contrarios aparecen en todas las tradiciones gnósticas. La necesidad de conciliar los opuestos es una parte del trabajo de perfeccionamiento personal, de crecimiento humano, previo o paralelo a un camino espiritual.

La reconciliación de los antagonismos está presente en la poesía. Un ejemplo lo tenemos en la obra de William Blake (Londres 1757-1827), un personaje fascinante, poeta, grabador y pintor, que identificó el genio poético con la revelación sobrenatural.

William Blake nos dijo que: “Sin contrario no hay progreso. Atracción y repulsión, razón y  energía, amor y odio, son necesarios para la existencia humana.

“El matrimonio…, plancha 3.

También nos habló de la limitada visión que tenemos, a través de una frase que recuerda el mito de la caverna de Platón:

“Si las puertas de la percepción se depurasen, todo aparecería a los hombres como realmente es: infinito. Pues el hombre se ha encerrado en el mismo hasta ver todas las cosas a través de las estrechas rendijas de  su caverna”.

Blake, un poeta de difícil comprensión, expone esta dualidad de los contrarios en su obra: El matrimonio del cielo y del infierno. He consultado la edición publicada en la colección de poesía Hiperión. En la mitología clásica, precisamente Hiperión era uno de los Titanes nacidos de la unión de dos opuestos: Gea (la Tierra) y Urano (el Cielo). Esta edición, bilingüe y facsímil, dispone de un estudio preliminar espléndido a cargo de José Luis Palomares, el traductor de esta obra. Leer a Blake no es fácil, pero a través de la introducción de este libro he podido acercarme al contexto de su obra y a su mitología.

Blake vivió los inicios de la Revolución Industrial y intuyó la enajenación que comportaba el capitalismo. Denunció la miseria material en la que vivía la clase obrera y, sobre todo, la pobreza espiritual que ocasionaba la sustitución de las formas tradicionales del trabajo por la abstracción del trabajo industrial. Como nos dice José Luis Palomares en la introducción del libro, el nuevo trabajo en la industria “lejos de significar beneficio alguno para el hombre, crea a expensas de éste una represión psicológica basada en el tiempo como pura abstracción, como vacío que hay que llenar”. Palomares también nos explica que: “Se trata, por tanto, de un sistema (el capitalismo) cuya dinámica es posponer el goce a un futuro constantemente aplazado, un futuro que en realidad es la muerte”.

Blake defendía la imaginación frente a la razón, por ello censuró el nuevo racionalismo profano del siglo XVIII, calificándolo de una nueva religión “que han trocado las artes de la vida en la muerte” (p. 39). Según él, contra el oscurantismo de la religión se impuso el oscurantismo y los límites de la razón.

La opción de Blake fue la de: “los viejos herejes radicales, los antiguos unitarios propagadores del evangelio permanente, los cuales parten del milenarismo revolucionario y tienen también un claro antecedente en la Utopía de Moro.” En la obra de Blake está presente el humanismo cristiano del siglo XVI. Sus posiciones son revolucionarias y antiautoritarias (es un precursor de los anarquistas del siglo XIX). En Blake el concepto de libertad se asocia, no a la libertad burguesa del individuo por la que luchaban los liberales de finales del siglo XVIII y del siglo XIX, sino a una libertad interior, a una religiosidad lejana de la religión institucionalizada.

La música de Ludwig van Beethoven (1770-1827), coetáneo del poeta, acompaña las planchas con los poemas. Blake escribía el texto en planchas de cobre, donde también dibujaba las ilustraciones. Os dejo con dos de las planchas del libro de El matrimonio del cielo y el infierno:

Puedes escuchar la música mientras lees:

Plancha 4
……….La voz del diablo

Todas las biblias o códigos sagrados son responsables de los siguientes errores:

……….1. Que el hombre posee dos principios reales de existencia, a saber, cuerpo y alma.
……….2. Que la energía, llamada el mal, sólo pertenece al cuerpo, y que la razón llamada el bien, sólo es del alma.
……….3. Que Dios atormentará al hombre en la eternidad por obrar al dictado de su propia energía.
Pero los siguientes contrarios de éstos son verdad:
……….a. El hombre no posee un cuerpo distinto de su alma; pues lo que llamamos cuerpo es una parte del alma percibida por los cinco sentidos, principales entradas al alma en esta era.
……….b. La energía es la única vida y procede del cuerpo, y la razón es el límite o circunferencia exterior de la energía.
……….c. La energía es gozo eterno.

Plancha 8

Las prisiones están construidas con piedras de la ley, los burdeles con.ladrillos de la religión.
La altivez del pavo real es la gloria de Dios.
La lujuria del chivo es la generosidad de Dios.
La cólera del león es la sabiduría de Dios.
La desnudez de la mujer es la obra de Dios.

El exceso de pena ríe; el exceso de alegría llora.

El rugido de los leones, el aullido de los lobos, el fragor de la tempes-
tad marina, la espada aniquiladora, son porciones de la eternidad de-
masiado grandes para el ojo del hombre.

El zorro condena a la trampa, no a sí mismo.

Las alegrías fecundan, las penas dan fruto.

Que el hombre vista la melena del león y la mujer el vellón de la
oveja.

El pájaro el nido, la araña la tela, el hombre la amistad.

Tanto el necio sonriente y egoísta como el ceñudo y malhumorado
serán tomados por sabios así que sean bastón de mando.

Lo que ahora está comprobado, antes sólo fue imaginado.
La rata, el ratón, el zorro, ven las raíces; el león, el tigre, el caballo, el
elefante, ven los frutos.

La cisterna contiene: el manantial desborda.
Un pensamiento llena la inmensidad.

Anda siempre dispuesto a decir lo que piensas, y el ruin te evitará.

Todo aquello en lo que sea posible creer es una imagen de la verdad.

Nunca perdió el águila tanto tiempo cuando se rebajo a
aprender del cuervo.

BLAKE, William, El matrimonio del cielo y del infierno. Estudio preliminar, traducción y notas de José Luis Palomares. Edición facsímil y bilingüe. Madrid: Heperion, 2007.


.

Escuchas:

.

<<< Veure tota la categoria ‘poesia’

tf-1

Anuncis